Cómo hacerlo todo mal

(Català)

Aunque normalmente escribo para personas que están interesadas en mejorar sus vidas, soy consciente de que muchas están comprometidas con el camino opuesto. Estas personas rechazan deliberadamente los pasos que conducirían a mejoras mesurables. Prefieren que todo salga mal, durante el mayor tiempo posible.

A veces se equivocan y accidentalmente hacen algo bien. Por lo general, pueden sabotear estos pequeños éxitos no deseados a corto plazo, pero les gusta mucho más poder evitar que estas experiencias positivas puedan suceder como primera opción.

Si consideras que tu misma te encuentras entre este grupo tan poco reconocido y menospreciado de personas, aquí hay algunas sugerencias de cómo puedes hacer un mejor trabajo para evitar el éxito y garantizar el fracaso absoluto hasta que te mueras.

Camino equivocado

Observa los caminos que toman las personas felices y exitosas, y evita esos caminos. Favorece los caminos y opciones más populares, ya que esos te ayudarán a alcanzar resultados mediocres en el mejor de los casos, y los resultados mediocres deberían evitarte con seguridad posibles sentimientos de satisfacción que no deseas. Los mejores caminos son los que te hacen sentir que estás caminando en círculos hasta que ya estás demasiado cansada para caminar y decides retirarte. Las carreteras llanas o las que van cuesta abajo suelen ser buenas opciones, y también tienden a satisfacer el requisito de popularidad. Evita cualquier camino que te conduzca a la  cima o a estar cerca de montañas; las vistas elevadas son inquietantes. Dirígete hacia un terreno que no te guste ya que es más fácil odiar tu vida cuando odias tu entorno. Si además consigues perderte, es maravilloso.

Tendencias equivocadas

Haz un inventario de los hábitos que te están generando los mejores resultados y abandónalos. Reemplázalos por hábitos que te aseguren que no avanzas. Aún mejor si adoptas hábitos que causen retroceso. Mira mucha televisión. Come comida rápida. Evita hacer ejercicio. Haz que Facebook sea lo más importante de tu día.

Lugar equivocado

Es importante vivir en un lugar que emane un ambiente de no ir a ninguna parte. Busca lugares que atraigan a personas con ingresos promedio o por debajo del promedio, y prefiere entornos que sean tan feos, que incluso Shakespeare se bloquearía para escribir. Vive con personas que te animen a tomar caminos que claramente no quieres. Vivir con tus padres el mayor tiempo posible puede ser muy útil aquí.

Tiempo equivocado

Nunca empieces nada si puedes justificar el retraso. Mantente al margen todo el tiempo que puedas y evita el tema el mayor tiempo posible. No seas puntual. Finalmente las oportunidades pasarán. Hay mucha menos presión si  llegas tarde ya que nadie va a esperar mucho de ti. Si actúas demasiado pronto, te estás arriesgando a tener  éxito.

Motivo equivocado

La gente es notoriamente fisgona, y tarde o temprano te van a  preguntar sobre tus planes. Existe una presunción del todo injusta según la cual todos deberíamos estar buscando mejorar nuestras vidas, por lo que tendrás que ser buena en desviar sus preguntas con respuestas falsas. Cuando finalmente se den cuenta de tu aparente falta de progreso, echa la culpa a factores externos como la economía, cuán injusto es tu jefe, cuán irracional era tu ex, etc. Si le dices a la gente la verdad, pueden tratar de motivarte a que hagas algunos cambios, y tu definitivamente no quieres eso.

Día equivocado

Levántate tarde si te sientes mejor madrugando o arrástrate fuera de la cama temprano si te sienta mejor dormir hasta tarde. Durante todo el día, esfuérzate por hacer lo contrario de lo que sea que te hace sentir feliz y productiva. A la mayoría de las personas les resulta útil conseguir un trabajo haciendo algo que no les gusta. Eso asegura que incluso si logran disfrutar de una agradable mañana y/o tarde, las horas en el trabajo arrastrarán consigo todo el día, asegurando una desagradable experiencia en general.

Semana equivocada

Enlaza varios días consecutivos equivocados, y así podrás  crear una semana super mediocre, tal vez incluso una semana francamente mala si te esfuerzas en ello. Es importante que no hagas nada genuinamente reparador durante el fin de semana: consume el tiempo con pereza,  inactividad y entretenimiento sin sentido tanto como sea posible. Quieres adentrarte en el lunes por la mañana sintiéndote sin energía desde el primer momento. Si logras mantener la sensación de estrés, depresión o aburrimiento durante toda la semana, serás una crack. Una vez que estés  atrapada en ese patrón, no hagas nada que pueda alterarlo.

Método equivocado

Aprende de los errores de otras personas y cópialos. Utiliza métodos que han demostrado ser ineficaces en el pasado, asegurándote así de que obtendrás resultados pésimos similares. Mira a tu propio pasado también. Observa lo que nunca funcionó para ti, y continúa haciéndolo. Si no te funcionó en ese momento, continuará sin funcionarte hoy.

Técnica equivocada

No seas demasiado creativa ni intentes innovar. Copia la técnica de otra persona si puedes. Encajar entre la multitud es más seguro que destacarse como un individuo distinto. Es más fácil evitar el éxito si favoreces las técnicas más populares entre las masas; no hagas nada demasiado sofisticado. El estilo está demasiado cerca del éxito.

Mezcla equivocada

Asegúrate de que los ingredientes clave que estás poniendo en tu vida no se mezclen bien. Obtén un trabajo que no te pague lo suficiente para cubrir tus gastos, de manera que no puedas llegar a final de mes. Consigue una pareja que no se lleve bien con tus amigas. Llena tu cocina con alimentos que te hagan sentir ligeramente enferma la mayor parte del tiempo. Manténte fuera del equilibrio.

Genes equivocados

Olvídate de culpar de tus problemas a tu ADN. Deja que tus genes sirvan como tu máxima limitación y excusa. Ignora la realidad de que tus pensamientos determinan en gran medida cómo se expresan tus genes.

Metas equivocadas

Es difícil evitar ponerte metas porque parte de tu cerebro quiere llenar ese vacío. Mantén ese lugar lleno de pseudo-objetivos análogos que se unirán a los receptores de objetivos y así bloquearán efectivamente que los objetivos reales se pongan accidentalmente en su lugar. Estos estan probados que funcionan bien: ganar más dinero , tener una relación  , encontrar un trabajo , etc. La falta de especificidad hace que la procrastinación sea más fácil.

Recursos equivocados

Si alguna vez te atrapan para trabajar en un objetivo, toma la ruta más tortuosa posible. En lugar de empezar un negocio real que te proporcione valor y la posibilidad de ganar dinero, manténte ocupada con trabajos inútiles como preocuparte por el diseño del logo y las tarjetas de visita. Cambia los proyectos frecuentemente para que nada acabe por despegar. Crea la ilusión de progreso sin hacer que ocurra algo mínimamente cuantificable.

Plan equivocado

Crea planes erráticos para alcanzar tus metas, planes que cualquier persona razonablemente inteligente podría ver llenos de agujeros. Asegúrate de que al menos uno de los  pasos cruciales requiere un horcrux.(ver Harry Potter)

Manos equivocadas

Evita volverte demasiado hábil en cualquier cosa. La habilidad es una receta para el éxito, así que mantente lo menos especializada posible. Evita libros, programas de audio, seminarios y personas educadas. Tu educación terminó hace mucho tiempo; no trates de resucitarla.  Deje que tus manos no calificadas caigan aún más en desuso con cada año que pasa.

Visión equivocada

Usa una perspectiva que te quite poder. Descarta los ángulos de visión que harían que tus problemas parecieran fáciles de resolver. Si te planteas problemas desproporcionados, será más fácil quedarte estancada. Si un problema se ve demasiado solucionable, es posible que tengas la tentación de resolverlo, y eso sólo te llevará por el camino del éxito. ¡Mala idea!

Premio equivocado

Establece premios que otros esperan que logres, incluso si realmente no te interesan. Seguramente todos los demás tienen razón, y tu estás equivocada, así que adelante con el guión y finge que te gusta.

Preguntas equivocadas

Hazte preguntas que posiblemente no te proporcionen respuestas útiles, como ¿Por qué nunca puedo tirar adelante? ¿Por qué la gente siempre es mala conmigo? ¿Por qué soy como un gato esquivo todo el tiempo?

Respuestas equivocadas

Ahora toma todas esas preguntas cojas e intenta responderlas de todos modos. Intenta ser tan desalentadora como puedas. Nunca puedo salir adelante porque soy estúpida. La gente es mala conmigo porque soy una perdedora. Soy un gato arisco porque no tengo habilidades sociales, así que sé que me avergonzaré de mi misma en cuanto abra la boca.

Marcha equivocada

Marcha al ritmo del tambor de otra persona, nunca el tuyo. El mejor consejo que debes seguir es el que provenga de personas que parecen preocuparse por ti pero que son demasiado incompetentes para saber de qué están hablando. Busca consejos de salud de fumadores con sobrepeso. Considera que te asesoren sobre dinero personas que apenas pueden pagar sus propias facturas. Algunos familiares son a menudo excelentes opciones para eso.

Colegas  equivocados

Pasa el rato con perdedores desencantados con regularidad, elevándolos al estado de amigos. Mejor aún, jura lealtad a ellos como tu grupo de iguales. Si alguien muestra el menor indicio de ambición o brillantez, acúsalos de estar locos, y atóntalos con la suficiente cantidad de alcohol, o sácalos de tu tribu. Da la bienvenida abiertamente a nuevos miembros que demuestren su destreza en el sarcasmo y que tengan una colección de videojuegos mejor que la tuya.

Energía equivocada

Manten tu vibración intencionadamente fuera de sincronía con la felicidad, el éxito y la satisfacción. Visualiza el fracaso cada vez que tengas la oportunidad. Cuando te sientas enojada, amplíalo a furia. Cuando te sientas triste, alimenta la tristeza con un entumecimiento moderado que puedes arrastrar durante semanas. Preocúpate mucho. Sé consciente de  que las cosas siempre van cuesta abajo para ti.

Señales equivocadas

Determina si has consumido una cantidad suficiente de cafés de manera  que tus habilidades psíquicas adormecidas hayan despertado finalmente. Interpreta cada SMS entrante como una señal de que estás en el camino correcto, aunque las únicas personas a las que parece importarles que existas están tan perdidas como tú. Interpreta la aparente falta de avance en cualquier área cuantificable de tu vida como si fuera un crecimiento espiritual  (el crecimiento interno es siempre invisible, nadie lo verá)

Intensidad equivocada

Sé una teleadicta sin suerte 28 días de cada 30 y que piensa que levantarse a las 7 a.m. es el colmo de la ambición personal. Luego, continua con una manía de 48 horas en la que le cuentes a todas todo lo que puedas sobre una idea inspiradora que nunca vas a implementar. Vacía tu cabeza con una discusión animada una vez al mes; luego regresa al comfort acogedor de la inacción.

Tono equivocado

Sabrás que estás en el camino de la desdicha cuando escuches la canción general de tu vida, y todo lo que puedas percibir sea un ruido disonante en el que todo suena desafinado. Si algo comienza a funcionar, y comienzas a escuchar algo que se asemeja a música, entonces descubre qué es lo que está creando esa preocupante armonía y rómpela.

Demasiado equivocada

Si ya estás aplicando la mayoría de las equivocaciones anteriores, entonces no deberías por qué  preocuparte de que el éxito, la felicidad o la satisfacción vayan a infectar tu terrible existencia. Puedes relajarte y deslizarte hasta el ataúd desde aquí. ¡Sigue así! 🙂

Por cierto, este post fue inspirado por la canción “Wrong” de Depeche Mode.

(Artículo original de Steve Pavlina, 18 de julio del 2011) 

About the Author

Mi misión es ayudar a las personas a llegar a los objetivos que se proponen en cualquier área de la vida, Para ello he creado el Global Life Coaching, que se nutre de mi experiencia en Life Coaching (de la cual soy certificada) y Método Yuen (de la cual soy Master ). Reinvéntate en 90 días.

Leave a Reply 0 comments